sofia1

“Mi nombre es Sofía Jamis, me fui de intercambio a Francia a través de AFS el año 2015 por un semestre. Es difícil transmitir las ganas y el miedo que siempre me produjo la aventura de conocer otro país, otra cultura, “otro mundo”. Con AFS pude hacer realidad uno de mis sueños, llegué a este nuevo país con la seguridad de que iba a lograr el éxito que deseaba.
Introduciendo un poquito de mi gran experiencia; emprendí mi viaje a Francia el 29 de enero, sin hablar ni una pizca de “français”, llegue a una familia maravillosa con un papá, una mamá y dos hermanos pero ellos no vivían en casa (lo cual no fue drama para mí ya que en Chile soy hija única, fue lindo continuar siendo la regalona). Con harta timidez llegué a mi primer día de clases en “Louis Marshall“; mi próximo colegio por los 6 meses restantes. Ahí conocí gente que en un principio y como buenos europeos, me tuvieron “distancia” pero con el paso del tiempo sentí que ganaba un lugar en sus corazones y ellos en el mío.

sofia2

Creo que una experiencia de intercambio te hace pensar diferente. Nunca me consideré muy “patriota”, pero estando lejos aprendí a valorar cada detalle que mi país tenía y nunca lo aprecié; hasta me desconocía cantando y bailando cueca o preparando un rico pebre para el día domingo. Pero nada de eso hubiese sido posible si no hubiese tenido la confianza de mi familia francesa, que me abrió las puertas permitiéndome entregarles mi cultura y a su vez, recibir la cultura de ellos.
En cuanto a mi vida cotidiana, tuve muchas actividades diferentes en Francia; pude practicar deporte, disfrutar de la buena mesa, y lo mejor: disfruté de la sobremesa una vez que logré aprender el idioma.
Allá también tuve la oportunidad de motivar a jóvenes franceses a conocer diferentes partes del mundo, incluso AFS Alsace (mi región) me dio, en más de una ocasión, espacios en los diarios y en la televisión.

sofia3
FOTO: Fuente Diario Alsace

Me siento muy orgullosa de poder decir que tengo una familia esperándome en otro país y no me arrepiento de nada de lo vivido porque todo fue una experiencia que me hizo crecer como persona.
No tengan miedo de abrir sus alas a una nueva vida (todo igual pero todo diferente), a conocer sus capacidades, ya que cuando regresen todo estará igual a como lo dejaron y todo el viaje es una ganancia inolvidable!

Muchísimas gracias a AFS en general, a mi familia que siempre me apoyó para cumplir mi sueño y a mis amigos, que me demostraron que ni la distancia ni el tiempo separan una amistad verdadera!

Sofía apareció en el Diario Alsace de Francia. Para ver el artículo, click AQUÍ